“Twitter cultural” contra cuentas institucionales.

La pandemia ha obligado a las instituciones culturales a interactuar y atraer al público de manera completamente distinta a la que estaban habituados. Con la «virtualización» generalizada se han hecho patentes los problemas derivados de la falta de uso de las redes sociales por parte de la mayoría de instituciones culturales; apareciendo además un tipo de «competencia», la de los divulgadores presentes en las redes pero que no tienen nada que ver con las primeras, obligándolas de este modo a interactuar en ocasiones como lo haría uno de estos influencers.

Patrimonio y terremotos

Según pasan las horas van apareciendo más deterioros producidos por la última sucesión de seísmos que azota la provincia de Granada. ¿Son producidos realemente por los terremotos o hay una causa subyacente? ¿Se puede aprender de otros lugares que ya los han sufrido? ¿Podrían haberse evitado esos daños?

El suelo, ese gran olvidado.

El suelo es uno de los grandes olvidado a la hora de acometer una reforma. La gestión de patrimonio también ha de tener esto en cuenta para no caer en horrores estéticos que afectan al conjunto. Aquí algunos ejemplos…

Fachadas cochambrosas que esconden grandes joyas

¿Alguna vez te has preguntado qué hay de real en esas ciudades y pueblos cuyas calles se caracterizan por tener las llamadas “fachadas históricas”?
El patrimonio y su conservación debe basarse en políticas de gestión de patrimonio real y eficiente; debiendo formar parte de la gestión de monumentos. Debemos crear un patrimonio inteligente.